Estimado posible paciente, 

 

Seguramente si estás leyendo esto es porque no estas a gusto en tu cuerpo, seguramente has probado una o diez mil dietas para lograr tu mejor versión pero aun no lo has conseguido. De hecho, para algunos de vosotros esta será la cruz más dolorosa que lleváis arrastrando un largo tiempo de vuestra vida.

Te diré algo; el padecer algún trastorno de la conducta alimentaria o el no relacionarte bien con la comida es un dato lo suficientemente importante para que esto sea algo de lo que debes preocuparte, responsabilizarte y tomar medidas cuanto antes. 

Además de los kilos de mas o de menos, estoy convencida de que tienes una mochila llena te posibles riesgos para la salud o incluso alguna patología o molestia física ya diagnosticada. Y si no las tienes aun, es cuestión de tiempo. 

A su vez, a parte de los kilos físicos y riesgos para la salud hay algo que se llama: amor propio, autoestima, felicidad, libertad, la satisfacción por las cosas bien hechas, el aprender a decir no, el priorizarse, el mimarse, el autocontrol, la alegría, la tranquilidad, el verse bien, las ganas de vivir y una larga lista de sentimientos, sensaciones y estados de ánimo que suelen escasear, ser el origen o estar lastimados cuando hay algún trastorno alimentario detrás. 

Por lo tanto el aprender a poner la comida en su sitio podríamos decir que aporta: SALUD, BIENESTAR Y FELICIDAD. Me encantaría que ahora mismo alguien me contase si hay algo mas importante en la vida que esto…

Debes saber que lo que quiero trabajar contigo no es bajar x kilos de cara a una boda o a un verano. No trabajo hacer cualquier cosa a cualquier precio. No trabajo el centrarnos solo en gramos y en fechas limite. No trabajo las negociaciones ni las compensaciones. 

Yo lo que quiero trabajar contigo va mas allá: trabajaré el que entiendas lo que te esta pasando y el como funciona tu cuerpo y tu mente, trabajaré el que abandones ese sentimiento de culpabilidad constante, el romper ese “quiero y no puedo”, trabajaré el que aprendas a priorizarte y te des el sitio que te mereces y trabajaré que la comida sea eso: el carburante de tu organismo no un pasatiempo, premio, droga o castigo. 

En resumidas cuentas: trabajaré que seas feliz.

Cuéntame tu caso y cuando quieras comenzamos a cambiar las cosas de la mano,

Espero tus noticias, 

Un abrazo, 

Ylenia

"Si el hambre no es el problema, la comida no es la solución"

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Ylenia López Llata