M. Z.

30 KILOS MENOS

 

No existe el momento perfecto para empezar a querernos, no se van a alinear los astros para meternos en una burbuja y trabajar en un proceso completo de renovación física y mental. Ese ha sido uno de mis grandes aprendizajes del último año para aplicar a toda mi vida. Porque el proceso que empezó en el que muchos consideraban el peor momento posible, un 25 de noviembre, ha sido el más transformador de mi vida a nivel no solo de imagen, si no también emocional.

 

Me preguntan mucho si me ha costado perder 26 kilos (con 4 anteriores míos hacen 30!), y mi NO siempre sorprende. El proceso de aprender a quererte y priorizar en tu vida hace que una comida sea menos apetecible que una buena conversación, y que tu foco y energía cambien de lugar para siempre a lugares nuevos y fascinantes.

 

Elegir a Ylenia como mi acompañante en este proceso ha sido un regalo inesperado, pensaba que era una nutricionista y me encontré una aliada vital que cada semana me reforzaba en mi camino y me daba la seguridad sin fisuras de que haciendo todo bien se llegaba. No sabía en esos momentos lo lejos que podía llegar, y a dónde, y sigo sin saberlo, pero ahora sé sin la menor duda que puedo hacerlo.

© Ylenia López-Llata

                          Política de privacidad

Necesitamos su consentimiento para cargar las traducciones

Utilizamos un servicio de terceros para traducir el contenido del sitio web que puede recopilar datos sobre su actividad. Por favor, revise los detalles y acepte el servicio para ver las traducciones.